QUÉ ES UNA EMPRESA LOW COST

Un empresa Low Cost es aquella que:

Ajusta al máximo los costes en toda la cadena de valor, para que su repercusión al cliente final en el precio sea la mínima. Dichos ajustes se realizan, en la concepción del producto-servicio así como optimizando y racionalizando la gestión, eliminando lo superfluo, introduciendo procesos innovadores y aplicando intensamente la tecnología para aumentar la productividad.

Desagrega al máximo sus costes en oferta para que sea el cliente quien elija qué es lo que desea comprar, al encontrarse con una oferta perfectamente segmentada en la esencia del producto-servicio, así como en los distintos elementos que finalmente pueden ampliarlo o incrementarlo.

El ajuste de costes en ningún caso se hace a costa de los estándares de calidad que recibe el cliente en los productos o servicios que adquiere, tampoco a costa de los agentes internos y externos como empleados o proveedores.

Ser una empresa genuinamente Low Cost es una decisión estratégica, lo que implica la transformación en profundidad de toda su cadena de valor, para adaptarla a los compromisos derivados de la citada estrategia. Con ello se asegura la sostenibilidad económica y social del modelo en el largo plazo.

Los clientes que consumen productos y servicios Low Cost obtienen un beneficio económico real con respecto a los que no lo son sin conceder rebajas en la calidad.

Sorry, you can't to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome